Si estás buscando un destino para organizar una escapada con niños o estás preparando vuestro viaje de semana santa, este post te interesa.

Hace unas semanas tuvimos la oportunidad de disfrutar gracias a Turismo de Andorra de un fin de semana en familia en Andorra. Si nos sigues en Instagram ya viste que no paramos y que lo pasamos genial.

Andorra es un destino perfecto para familias con niños. Ya os hablamos en su día de algunos planes para hacer con niños en verano en Andorra, también os contamos nuestra experiencia conociendo a Papá Noel en Andorra y hoy queremos contaros algunas ideas para disfrutar con peques en invierno.

¿DÓNDE ALOJARSE CON NIÑOS EN ANDORRA?

El alojamiento. Nosotros estuvimos alojados en el Hotel Ski Plaza Andorra, un hotel de cinco estrellas con todas las comodidades que puedes pedir cuando viajas con niños. Tienen habitaciones familiares decoradas con diferentes temáticas y alguna apta para familias numerosas como la nuestra (un lujo!!).

Nuestra habitación tenía dos pisos y en la de arriba, donde dormían los niños había juguetes y una wii (la perdición para mi hijo mayor). Pero el hotel tiene otras facilidades perfectas para familias: un spa apto para peques, una sala de juegos con una monitora en la que organiza manualidades y donde pueden encontrar un montón de juegos para todas las edades. Además el servicio, la comida y la ubicación es perfecta para los planes que vamos a proponeros.

DIEZ PLANES PARA FAMILIAS EN INVIERNO EN ANDORRA

Estos fueron algunas de las actividades que hicimos nosotros.  Por supuesto, esquiar es siempre un buen plan para hacer en Andorra, pero aquí te dejamos muchas otros ideas:

En la zona de GRANDVALIRA pudimos probar estas actividades:

MUSHING O PASEO EN TRINEO TIRADO POR PERROS. Es el planazo por excelencia. Dar un paseo en un trineo guiado por perros. En el trineo pueden subir dos personas. No sólo es una experiencia para peques, nosotros también disfrutamos un montón. La duración del paseo es de unos 20 minutos pero es súper recomendable.

MOTOS DE NIEVE. ¡Menuda experiencia! Nunca había conducido una moto de nieve así que fue un gran descubrimiento. Sin tener conocimiento puedes llevarla, eso sí, siguiendo unas pequeñas recomendaciones de los guías. El paseo es también de una media hora pero puede disfrutar del paisaje y de la sensación de la velocidad en la nieve. Cada adulto llevaba a un niño y, en nuestro caso, el guía llevó al tercero. Planazo.

TUBBING. Si te va lo divertido esta atracción no te la puedes perder. El tubbing consiste en tirarte en una especie de flotadores gigantes por una pista. Es recomendable para niños mayores de 4 años y apto para todas las edades. Como os podéis imaginar en casa nos lanzamos todos y fue divertidísimo. Además para subir tienes una cinta por lo que te evitas la cuesta!

En el Canillo conocimos el PALAU DE GEL donde hacen un montón de actividades. Nosotros patinamos sobre hielo, pero tienes muchos más servicios: piscina climatizada, restaurante, puedes organizar fiestas de cumpleaños…

PATINAJE SOBRE HIELO EN PALAU DE GEL. Patinar sobre hielo siempre me ha gustado así que a los peques intento enseñarles para poder disfrutar juntos. En el Palau de Gel nos dieron material de calidad y estuvimos casi dos horas patinando con los niños. Para los más peques tienen además una especie de “sillas” perfectas para que ellos puedan patinar apoyados y, si se cansan, les puedas arrastrar un rato.

No todo fue deporte ni aventura. El sábado por la tarde nos acercamos a conocer uno de los Museos de Andorra:

VISITA A CASA RULL. Una visita muy interesante en la que pudimos viajar a la Andorra de finales del siglo XIX y principios del siglo XX. Conocimos cómo vivía la gente antes, cómo eran sus casas y cómo cocinaban. La guía hizo muy amena la visita y los niños participaron mucho.

NATURLANDIA, UN PLANAZO CON NIÑOS

El domingo madrugamos bastante para aprovechar el día en NATURLANDIA. Por si no lo conoces, Naturlandia es un parque en medio de la naturaleza en el que puedes encontrar una zona con animales en semilibertad y espacios con muchísimas actividades para practicar deportes varios, juegos en familia, etc. Además tiene un restaurante donde puedes comer comida típica de la zona o un espacio habilitado para picnic. La verdad es que hay tanto que hacer en Naturlandia que merecería un post a parte.

Nosotros tuvimos un día algo original, primero nevó muchísimo y nos dejó un paisaje precioso para después salir el sol. Al nevar por la mañana hubieron algunas actividades que no pudimos probar pero aún así aprovechamos cantidad. Os lo cuento.

ESQUÍ DE FONDO. Nos estrenamos en el esquí de fondo. Ninguno de la familia lo había probado por lo que fue toda una experiencia y, sí, Jorge de 5 años también lo hizo y, a pesar del nevadón, disfrutó muchísimo. Un monitor nos dio una clase para principiantes y nos enseñó los trucos para practicar este deporte tan completo. Alrededor de la pista donde tuvimos la clase hay varias rutas para gente más experta en un entorno perfecto.

RAQUETAS DE NIEVE. Aprovechando que había nevado y que los caminos del parque estaban completamente nevados nos pusieron a todos ra quetas de nieve. Son súper sencillas de utilizar y perfectas para evitar resbalar. Apto para todas las edades.

VISITA A LA ZONA DE ANIMALES EN SEMILIBERTAD. Es un plan que nunca falla para los niños. Allí vimos osos, espectaculares, linces, ciervos… el recorrido es precioso pues ellos están en su hábitat y puedes verlos muy de cerca. No os dejará indiferente.

Y para rematar el fin de semana, uno de los planazos que no podéis perderos es la visita a Caldea. Desde hace poco han abierto un nuevo espacio para niños hasta 8 años que vale la pena disfrutar.

CALDEA CON NIÑOS. LIKIDS. El nuevo espacio infantil de Caldea, Likids, es una zona separada de la parte de adultos en la que los niños tienen sus propias piscinas y varios monitores organizando actividades y juevos para ellos. El acceso es exclusivo para peques por lo que los padres no pueden entrar. Está pensado para que los adultos puedan probar la zona exclusiva para ellos y después todos puedan ir al resto del recinto. Vale mucho la pena dedicar una mañana o una tarde porque hay diferentes espacios que seguro que os apetecerá disfrutar.

¿DÓNDE COMER CON NIÑOS EN ANDORRA?
Aquí os dejamos los restaurantes que probamos este fin de semana, seguro que hay más (somos todo oídos). ¡Ah! También cenamos en el hotel y estuvimos genial, por si después de un día de actividad preferís algo más tranquilo.

ANDBURGUER ZERO que está en las propias pistas. Tiene unas vistas a las pistas muy bonitas y la comida es buenísima. Nosotros, como no podía ser, tomamos hamburguesas con patatas… y ay…esas patatas, espectaculares!! Si os gustan las hamburguesas os lo recomendamos. Aquí tienes la info: Andburguer zero

BORDA DE CONANGLE (Naturlandia). Ubicada en la zona más alta del parque es un restaurante perfecto para tomar comida típica de la zona. Ofrecen un menú a base de embutidos, una sopa tipo “escudella” (típico de allí y perfecta para entrar en calor) y un postre casero a elegir entre diferentes opciones. Borda de Conangle

Como veis disfrutamos un montón del fin de semana. Andorra ofrece tantas opciones para disfrutar en familia, que es un destino perfecto para ir con niños. Nosotros le estamos cogiendo el gustillo. Volveremos pronto.

Muchas gracias a Turismo de Andorra, y a Montse por ser tan buena anfitriona. ¡Ah! Y si os gusta viajar con niños, aquí dos blogs súper interesantes de familias muy cañeras con las que disfrutamos de estos días en Andorra: My Family Passport y Viajando en furgo

 

Pin It on Pinterest

Share This