Nuestro post de hoy es especial. Nos lo escribe Blanca, madre de cuatro peques y seguidora del blog. Supongo que habréis oído que mucha gente está ayudando enviando ropa de abrigo para los refugiados. Yo he recibido varios mensajes pidiendo ayuda a través de distintas organizaciones.

Pues con  el frío que está haciendo estos días en Barcelona y con el riesgo que esto comporta para las personas que viven en la calle, se están organizando muchas acciones para ayudar a los indigentes.  Blanca nos cuenta su experiencia en la Parroquia de Santa Anna.

LA PARROQUIA DE SANTA ANA SE MOVILIZA PARA AYUDAR A LOS INDIGENTES

Hoy hemos bajado en familia a la Parroquia Santa Ana después de escuchar por Whatsupp un mensaje de una persona voluntaria que pedía ayuda. Antes de ir, hemos preparado una bolsa de ropa y comida con las niñas.

Al llegar, nos hemos quedado alucinados de la movilización ciudadana. Un montón de personas diferentes (jóvenes, mayores, hombres, mujeres…) trayendo bolsas, organizando la ropa, ordenando la comida…

Personas sin techo dentro de la Iglesia siendo atendidas con mucho cariño: con sus camas, su comida… Charlamos un poco y nos piden ahora mismo zapatos de hombre, ropa de abrigo y comida para personas musulmanas. También vemos productos de higiene personal muy necesarios. Todo el mundo se acerca y da lo que puede. Al irnos nos sonríen y nos dan las gracias.

Aquí podéis leer la noticia publicada en el Periódico en el que explicaba con detalle todo lo que se está haciendo.

MÁS INFORMACIÓN:

Web: Parroquia de Santa Anna

Dirección: c/ Santa Anna 29, Barcelona. Link a mapa.

EXPOSICIÓN SOBRE LA MADRE TERESA DE CALCUTA

Y en el claustro de al lado, con todo el sentido del mundo, la exposición de la Madre Teresa de Calcuta. Vamos leyendo sus mensajes que se están haciendo reales ahí mismo. Vemos su habitación tan sencilla que te hace reflexionar. Y al final, te dan un mensaje que tiene “Ella para ti”.

A mi me ha tocado: Confía en que Dios es capaz de todo. Cada uno tiene uno diferente. Las niñas leen el suyo y hacen sus preguntas…Les dan también medallitas para que les cuiden y algunas estampas con oraciones. Todo lleno de grandes aprendizajes para todos.

Al irnos, ya pensamos en preparar lo que nos han pedido y buscar el momento de volver la semana que viene. Nos vemos con la obligación de compartir la experiencia y saber que entre todos, grandes y pequeños, mejorar es posible.

Y llegamos a casa valorando todo lo que aquí tenemos…

 

Pin It on Pinterest

Share This