Joan Miro, El parque de la tirolina

El Parque Joan Miró es un parque perfecto para ir con niños en Barcelona. Un parque amplio, en pleno centro de Barcelona, con zonas para jugar para todas las edades, tirolina y hasta un estanque. Además durante los meses de verano el parque tendrá una nueva zona de aguas que sustituye a la oferta de la Playa de l’Eixample.

JUEGOS DE AGUA EN VERANO EN EL PARQUE JOAN MIRÓ

Este año se abre un nuevo espacio lúdico y acuático en el Eixample destinado a niños y niñas de 0 a 12 años y que estará abieto hasta el 6 de septiembre todos los días de la semana.

La nueva zona de juegos de agua está situada en las pistas deportivas del parque, calle Aragón nº2, y se distribuyen en diferentes zonas acuáticas que tienen nombres de diferentes sitios de Catalunya donde hay agua como el lago de Banyoles, el Delta del Ebro, los Pirineos…

En cada espacio los niños podrán participar en actividades lúdicas con agua que estarán dinamizadas con personal de la instalación.

El espacio incluye: zona de descanso, rincón de juegos de agua, rincón de circuitos, zona de «deslizadores» y zona de aspersores y manantiales.

Horario: de 10 de la mañana a 8 de la tarde hasta el 6 de septiembre.

Capacidad: máximo 120 personas (60 niños acompañados)

Estancia máxima: 2 horas.

Precios: Entrada individual: 1,60.-€/ Entrada familias numerosas o monoparentales: 0,80.-€/persona/ Menores de 1 año y mayores de 65 gratis.

Reserva online: Juegos acuáticos Parque Joan Miró

EL PARQUE JOAN MIRÓ, UN PARQUE PERFECTO PARA IR CON NIÑOS

El Parque Joan Miró, o también conocido como el Parc de l’Escorxador es famoso también porque en 1983 en este espacio se inauguró una escultura de Joan Miró, de 22 metros de altura, llamada “Dona i Ocell” (mujer y pájaro), pasando a llamarse Parc de Joan Miró.

ZONAS DE JUEGO Y TIROLINA

Nosotros le hemos puesto el apodo de “el parque de la tirolina”.

El parque es enorme (tiene 5 hectáreas, equivale a cuatro islas del eixample), con varias zonas muy diferenciadas, para niños más pequeños, medianos, y más mayores.

Entrando por la calle Tarragona/Diputación, hay una amplia zona de tierra para ir con las bicicletas. También hay varias pistas de  petanca y baloncesto.  También hay un parque para perros cerrado y de grandes dimensiones.

Si seguimos caminando, encontramos el primer parque, una delicia para los niños más pequeños.

Tiene un tobogán muy ancho para poder bajar varios niños a la vez, una mini-montañita de «escalada» para niños, zona de tierra para los más pequeños y un divertido columpio múltiple en forma de cesta redonda. Además de un pequeño circuito para ir en patinete 🙂

Continuamos hacia la zona para niños de 6 años en adelante. Allí, de entre varios juegos, destaca una enorme estructura  triangular para que los más valientes puedan trepar, escalar, experimentar.

SITUADO JUNTO A LA BIBLIOTECA JOAN MIRÓ

A la derecha, la biblioteca Joan Miró tiene un área especialmente habilitada para niños, con libros de 0 a 14 años, cojines para sentarse en el suelo, y muchas actividades infantiles. Y para los mayores, una gran biblioteca y wi-fi!

Y junto a la biblioteca, la tirolina. Supongo que habréis adivinado que si llamamos a este parque “el de la tirolina” es porque aquí pasamos horas, ¿verdad?.

BAR CAFETERÍA EN EL PARQUE

Cuando ya la tirolina no da más de si, seguimos avanzando hacia el final del parque (ya tocando con la calle Aragón) donde encontramos dos zonas reservadas para los más pequeños. Y también es allí donde encontramos un chiringuito donde tomar algo mientras vigilamos a los niños.

PARQUE JOAN MIRÒ

Dirección: C/ Diputació 1 Barcelona, 08015

Ver comentarios

      • Comenzó bien, pero ahora no vale nada, las piscinas y juegos están rotas así que hay 4 cosas y dicen que no les dan más presupuesto.

  • Yo de pequeña iba mucho a este parque porque lo tenía cerca de casa. Sobretodo cuando queríamos ir a patinar porque en la zona de al lado de la escultura hay mucho espacio.
    Es un parque que ha ido cambiando mucho y es genial para ir con niños porque tiene muchos espacios.
    Además al tener la biblioteca al lado si vas y está abierta también puedes aprovechar para disfrutar de un rato de lectura.