Miravet, en la comarca de la Ribera d’Ebre, es considerado uno de los pueblos más bonitos de la provincia de Tarragona. Un destino perfecto para una escapada en familia cerca de Barcelona.

En este artículo os explicaremos qué se puede hacer en este pueblo, aunque ya os adelantamos que es tan bonito que basta con sentarse en la orilla del río y admirarlo. Esto es lo que nosotros estuvimos haciendo durante un buen rato después de visitar el castillo templario, que era nuestro objetivo principal.

CALLEJEAR POR MIRAVET

Tal como os he dicho antes, Miravet está en la comarca de la Ribera d’Ebre, encaramado en un peñón sobre el río Ebro, lo que le da un encanto especial. En lo alto se alza un castillo templario que en su día ocupaba una posición estratégica que permitía controlar todo el territorio y que hoy en día ofrece al visitante una panorámica estupenda.

Miravet es un pueblo pequeño por lo que en pocas horas podéis recorrerlo. Como puntos de interés en el casco antiguo (o Cap de la Vila) tenéis el Molino Viejo, el Palacio del Comendador (hoy en día Centro de arte) o la Iglesia Vieja.

Nosotros entramos por el Portal del Motxo. No pudimos entrar en la iglesia, pero nos gustó mucho andar por el casco antiguo y admirar sus casas. De todas maneras, os aconsejo que entréis en la página web de la Oficina de Turismo de Miravet para profundizar más en lo que podéis ver y descargaros, además, un plano con los lugares de interés.

Si queréis obtener de Miravet una imagen de postal, podéis situaros en un pequeño embarcadero que hay en la margen del río. Nosotros hicimos desde ahí unas fotos espectaculares en que se ve castillo, pueblo y el río Ebro.

EL PAS DE LA BARCA

A Miravet se puede llegar, lógicamente, en coche, pero si queréis un plan diferente, podéis utilizar el Pas de la Barca, el último transbordador fluvial que funciona sin motor y que permite cruzar el río Ebro entre Miravet y la C-12.

Foto cedida por Oficina Turismo de Miravet

Este transbordador permite pasar hasta tres coches, así que en momentos de mucha afluencia es posible que tengáis que hacer bastante cola para poder cruzar el río. Para conocer horarios y tarifas del Pas también podéis consultar la web de Turismo de Miravet.

CASTILLO DE MIRAVET

HISTORIA DEL CASTILLO

El castillo de Miravet, de origen árabe, fue conquistado por Ramón Berenguer IV en 1153, quien lo cedió a la Orden del Temple, pero ¿qué era la Orden del Temple?

La Orden del Temple fue una orden religioso-militar que surgió de la necesidad de proteger a los peregrinos que se dirigían a Tierra Santa. Supongo que esa combinación de palabras “religioso-militar” os parecerá extraña, pero así era. Los caballeros templarios eran religiosos que seguían una regla muy parecida a la de los monjes cistercienses, pero al mismo tiempo eran guerreros disciplinados. Durante la Edad Media tuvieron un papel importante. Sin embargo, cayeron en desgracia. Quizás sea porque acumularon demasiado poder y empezaron a ser molestos para aquellos que estaban endeudados con ellos. Lo cierto es que en Europa acabaron siendo perseguidos, torturados y acusados de cosas varias (herejía, pactos con el diablo, etc, etc).

Pues bien, el castillo de Miravet pasó a sus manos en el siglo XII y es entonces cuando se añadieron ciertos elementos: la iglesia o el ala del refectorio.

En 1307 el rey Jaume II de Catalunya y Aragón ordenó la detención de los templarios y la confiscación de sus bienes y aunque ellos se resistieron, no pudieron detener la disolución de la orden. El castillo pasó entonces a manos de la Orden del Hospital.

Para no alargarme más en la historia, tan solo diré que el castillo ha sido testigo de ocupaciones y guerras diversas y aun así, ahí sigue en pie. Durante la Guerra de los Segadores fue ocupado por las diferentes fuerzas. En el siglo XIX fue testigo de las guerras carlistas y durante el siglo XX, por poner un ejemplo más, fue ocupado por las tropas franquistas ¡Cuánta historia entre sus murallas!

QUÉ SE PUEDE VER EN EL CASTILLO

El Castillo de Miravet está realmente bien conservado. Es considerado uno de los mejores ejemplos de arquitectura románica, religiosa y militar de Occidente.

Os aconsejo que entréis en la página del Castillo para descargaros un plano del mismo. También podréis descargaros un documento pensado para familias y donde se explica de una forma más sencilla lo que se puede visitar.

Se puede visitar la muralla, el patio de armas y diferentes estancias, tales como las caballerizas, la cisterna, el refectorio, el almacén o la iglesia. A nosotros nos gustó especialmente la iglesia, muy sobria y sencilla (tal como exigía la regla) pero con un encanto especial.

Os recomiendo que hagáis la visita guiada. Es muy amena y os permitirá profundizar en la historia del castillo.Antes de ir, consultad la página para conocer horarios y tarifas. Las visitas se hacen de martes a domingo (los lunes está cerrado) y el último martes de cada mes del 1 de octubre al 30 de junio es gratuito.

CÓMO ACCEDER

Una posibilidad es que dejéis el coche en la Plaça del Arenal y que subáis andando por el casco antiguo (el Cap de la Vila). No intentéis entrar con el coche por el casco antiguo porque el acceso está permitido a servicios y vecinos. Ya en el pueblo veréis indicaciones de cómo llegar (se tarda unos 20 minutos).

Otra posibilidad es que lleguéis con el coche hasta la misma fortaleza. Hay una zona de aparcamientos bastante grande. Nosotros no tuvimos problemas en aparcar, aunque supongo que no siempre será así.

SENDERISMO POR MIRAVET

Si tenéis pensado pasar un par de días en Miravet y os gusta caminar, os recomiendo que hagáis las rutas alrededor de Miravet y que salen desde el Cap de la Vila o desde el aparcamiento del castillo.

Esas rutas son circulares. Aquí tenéis la información necesaria. Veréis que se indica desnivel, duración y kilómetros.

OTROS PLANES DESDE MIRAVET

A menos de media hora en coche tenéis Tivissa , otro de esos pueblos con mucho encanto en la provincia de Tarragona. Aquí se os explica qué podéis visitar en este precioso lugar.

A unos cuarenta minutos tenéis dos lugares también con mucho encanto: Horta de Sant Joan y l’Ametlla de Mar. Este último es ideal si queréis daros un chapuzón en la playa.

Playa Pixavaques L’Ametlla de Mar

Si vais a estar varios días y os gusta ir en bicicleta, os recomiendo que uno de ellos lo dediquéis a hacer la Vía Verde de Bot a Benifallet y os deis un baño en la Fontcalda.

Y ya para acabar…Si os gustan los animales, podéis visitar la Reserva Natural de Sebes, también muy cerquita (a una media hora en coche).

MÁS INFORMACIÓN:

Web: Oficina de Turisme de Miravet

Pin It on Pinterest

Share This